PREVENCIÓN

El mejor tratamiento de cualquier enfermedad es su prevención. Cuando no es posible la prevención es muy útil el diagnóstico precoz para minimizar sus consecuencias y simplificar el tratamiento. Prevención y diagnóstico precoz son, los pilares de la medicina preventiva. Las enfermedades de la boca no son una excepción.

La odontología preventiva tiene como finalidad interponer barreras que interfieran en el desarrollo de las enfermedades bucodentales. Los beneficios serán mayores cuanto antes pongamos en marcha un programa preventivo o más rápidamente detectemos la enfermedad.

Las enfermedades odontológicas más frecuentes y la vez más destructivas son: las caries y la enfermedad periodontal.

Recomendaciones

Realizar controles mínimo cada 6 meses, higienes bucales preventivas, radiografías de control, aplicación de flúor, todo indicado por tu profesional y de esta manera PREVENIR.

AGENDA TU HORA

Menú